Primera reflexión de #cuarentena #Encasamequedo

cuarentena

 

Esta #cuarentena #Encasamequedo

He pensado mucho en escribir esta entrada, la #cuarentena me lo permite y aveces me lo impide. He ido viendo con el pasar de los días el manejo de la información y , aún más delicado, la aceptación, interpretación y propagación de esa información.

Sé que los “conspiranoides” tiene sus razones de sospecha, y algunas son bien interesantes, otras pueden ser válidas y otras pura basura especulativa. Y en esta #cuarentena, nada diferente al comportamiento habitual del ser humano en sus esferas públicas cotidianas. Sin embargo, más allá de la pandemia de nuestros cuidados y nuestras responsabilidades en materia de salubridad, creo que es bueno mirar nuestro sistema como venía conformado y actuar en pro de construir espacios más propios y benéficos/benévolos entre todos.  Los estados, en especial el colombiano, el  cual financio con impuestos, para mi descontento, demuestra con esta pandemia que en realidad no entrega a sus ciudadanos lo que ellos, incluido yo, estamos pagando.

Las cifras de desempleo ya aumento del empleo que siempre se han maquillado, pues incluyen o excluyen a los trabajadores informales a su antojo, pero que al mirar en las noticias y en las fotos de los otros medios las calles están atestadas de personas que están obligadas a buscar su sustento en la calle, y al igual que ellos estamos todos.  Yo desde hace muchos años he venido trabajando online, desde mi propia casa, allí donde los trasteos me lleven y entre todo esta confusión me siento a veces “maniatado” como se dice vulgarmente.

No venga pedir que se derroque un gobierno, en Colombia los gobiernos se “auto-derrocan” constantemente, para su conveniencia, sin que uno tenga que mover un pelo, el problema es que siempre estamos perdiendo nosotros. Estamos en #cuarentena, en confinamiento, estamos esperando que el estado responda por nosotros así como nosotros siempre le hemos respondido para ver como nuestro dinero se lo roban en las noticias. Queremos vivir con dignidad y nos la hemos ganado.

¡A cuidarnos!